Un proceso de coaching, es un método que consiste en dirigir, instruir y entrenar a una persona o a un grupo de ellas, con el objetivo de conseguir alguna meta o de desarrollar habilidades específicas.

Aunque este es un término que se ha puesto de moda en estos tiempos, sobre todo en el ámbito empresarial, realmente esta modalidad de entrenamiento no es para nada nueva.

A lo largo de los 4 evangelios, podemos darnos cuenta como Jesús realizó un proceso de coaching continuo con sus discípulos durante el tiempo que duro su ministerio terrenal.

Puedes ver como al igual que un coach moderno, utilizaba analogías entre las situaciones del ministerio con cosas tan triviales como unas semillas siendo lanzadas a la tierra. Usando parábolas enseñaba a sus discípulos los conceptos necesarios acerca del reino de los cielos, pero también les enseñaba a ver más allá de lo que ellos veían, y a creer en lo que no podían ver.

Una vez que Jesús parte de la tierra, el proceso de coach celestial no culminó, ya que en su lugar fue dejado el Espíritu Santo, quien nos guiaría a toda verdad, preparándonos para lo que habría y ha de venir.

En Revolución de Adoración, nuestra intención es poder enseñar de lo que Dios nos ha dado, y a diferencia de los procesos de coach seculares que existen, no es acerca de nosotros enseñando, pues planteamos el concepto del coaching bidireccional, donde nosotros además de instruí y entrenar, también estamos abiertos a aprender de ustedes, no somos sabios en esta tierra, sino que creemos firmemente en la edificación mutua entre hermanos.

Si eres un líder de adoración y dentro de tu ministerio estas enfrentando alguna dificultad, te has estancado y no has podido llegar más allá o no sabes cómo conseguir las metas que te has planteado. Quisieras mejorar como director o como músico, pero no tienes idea de dónde empezar, quizás necesites un proceso de coaching.

Con un coaching uno a uno, con los miembros de nuestro staff podemos intentar ayudarte a que puedas planificar y conseguir los objetivos que te has planificado. Si tienes dificultades ministeriales podemos escucharte y aconsejarte con base en la palabra. Y aunque no lo creas, ministrarte de esta manera, también nos ministra a nosotros, porque nos ayuda a estar preparado para posibles situaciones similares que podamos enfrentar, ¡TODOS SOMO EDIFICADOS!

Si quisieras un proceso de coaching para ti o para tu grupo de adoración, lo podemos realizar a través de SKYPE, de esta manera podemos romper la barrera de la distancia y aprovechar las herramientas que disponemos hoy en día.

Para iniciar un proceso de coaching, escríbenos a contacto@revoluciondeadoracion.org con tus inquietudes y agendaremos un tiempo para conversar. Recuerda, los hermanos nos apoyamos y edificamos los unos a los otros.

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.You can leave a response, or trackback from your own site.

Comentarios

  1. [...] que han hecho algunos participantes de estos talleres. También tienes a tu disposición nuestro coaching personalizado, dispuesto para el entrenamiento y crecimiento de los adoradores, y este crecimiento [...]